Sesiones ADA

Primer resultado de ensayo sobre enfermedad cardiovascular y agonista GLP-1 no encontró riesgo cardiaco o beneficio

By junio 22, 2016 abril 26th, 2019 No Comments

Este popular medicamento para bajar la glucosa  no mostró riesgo de hipoglucemia o lesión pancreática y mostro modesto beneficio para el peso comparado con placebo.

Uno de los miembros ampliamente prescritos como la clase de medicamentos usados para disminuir la glucosa en sangre en personas con diabetes tiene un efecto neutral en insuficiencia cardiaca y en otros problemas cardiovasculares, de acuerdo con el primer ensayo clínico para examinar la seguridad cardiovascular en los receptores agonistas del GLP-1, presentado en American Diabetes Association’s 75th Sesiones científicas.

La evaluación del estudio de Lixisenatida en síndrome coronario agudo (ELIXA) también encontró un modesto beneficio para el control del peso, y no aumento el riesgo de hipoglucemia o lesión pancreática en quienes tomaron lixisenatida, uno de los varios receptores agonistas GLP-1 prescritos alrededor del mundo para tratar personas con diabetes tipo 2. El receptor agonista  GLP-1 es derivado de hormonas intestinales y tal vez utilizadas en terapias secundarias cuando otros medicamentos fallan para disminuir los niveles de glucosa en sangre lo suficiente.

“Existe toda una nube de sospechas sobre los nuevos medicamentos para la diabetes, incluyendo GLP-1 agonistas, sobre si pueden llegar a incrementar el riesgo de problemas cardiovasculares,” dijo Marc Pfeffer, MD, PhD, Dzau Profesor de Medicina en Harvard, especialista en cardiología en Brighman and Women´s Hospital y principal investigador del ensayo ELIXA. Existe aún algo de esperanza de que algunos de estos medicamentos pudieran mejorar  la salud cardiovascular. Este es el primer reporte de un ensayo clínico dedicado a evaluar resultados cardiovasculares en esta clase de medicamentos y pudimos mostrar que aquellos pacientes y proveedores de servicios de salud no deberían preocuparse, incluso si tienen un mayor riego de problemas relacionados al corazón.

Específicamente, el estudio ELIXA no encontró aumento en el riesgo de muerte cardiovascular, ataque al corazón, accidente cerebrovascular, angina inestable (dolor de pecho) o insuficiencia cardiaca  en personas con diabetes tipo 2 quienes hubieron recientemente experimentado un evento síndrome coronario agudo (un término general para referirse a cuando la sangre enviada al músculo del corazón es repentinamente bloqueada) y fue por lo tanto un mayor riesgo para problemas de corazón adicionales. El estudio examino 6,6068 personas de 49 países, se asignó al azar lixisenatida o placebo, con un seguimiento de más de dos años.

Enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares son la causa número uno de muerte y discapacidad en personas con diabetes tipo 2, siendo de 2 a 4 veces más propensos a sufrir este tipo de condiciones, que las personas que no viven con diabetes. Debido a esto, la U.S. Food an Drugs Administration recientemente ha ampliado la vigilancia cardiovascular de nuevos fármacos  prescritos para tratar la glucosa alta en sangre de pacientes que tienen diabetes tipo 2, incluyendo los receptores agonistas de GLP-1.

El ensayo ELIXA también demostró que quienes toman Lixisenatida no fueron más propensos a tener problemas de hipoglucemia (glucosa baja en sangre) a diferencia de quienes tomaron placebo, a pesar de que tuvieron mejor control de la glucosa en sangre.

“Es de saberse que estos medicamentos pueden ser prescritos de manera segura por los médicos, otra herramienta para promover la disminución de glucosa sin producir más hipoglucemia, una potencial complicación si se trata de controlar la glucemia,” dijo Eldrin Lewis, MD MPH, profesor asociado de Medicina, en la escuela de Medicina de Harvard, sección de enfermedades cardiacas anvanzadas de la división cardiovascular en Brigham and Women´s Hospital. “Estos fármacos pueden proporcionar un complemento muy importante a la terapia. Queremos tener personas que puedan disminuir las complicciones de la diabetes a futuro, pero no queremos aumentar ningún riesgo adicional en hacerlo.

El ensayo ELIXA además no encontró aumento en pancreatitis o cáncer, y un modesto beneficio en términos de ganancia de peso, dijo Matthew Riddle, MD, profesor de Medicina, en la división de Endocrinología, Diabetes y Nutrición Clínica, en Oregon Health & Sciencia University. Quienes tomaron lixisenatida no ganaron peso, a diferencia de quienes tomaron placebo.

Aquellos que tomaron Lixisenatida, sin embargo, tuvieron un mayor reporte del número de episodios de nausea y vómito, efectos secundarios comunes de receptores agonistas GLP-1. “Nausea y vómito a veces causa que los pacientes discontinúen su tratamiento farmacológico” dijo Riddle, “pero en términos de serias reacciones de problemas pancreáticos, no hubo diferencia entre los dos grupos y no incremento de riesgo”.

Leave a Reply