DH Médicos

Cierre de herida post-operatoria complicada por descuido, mediante el uso tópico de solución de Permanganato de Potasio al 5%; a propósito de un caso

By enero 18, 2019 mayo 17th, 2019 No Comments

Cierre de herida post-operatoria complicada por descuido, mediante el uso tópico de  solución de Permanganato de Potasio al 5%; a propósito de un caso.

Closing of complicated postoperative wound by negligence, by means of the topical use of solution of Permanganato de Potasio to 5%; presentation of a case.

 

IBT Agustín David Lara Basulto1, Dr. Ivan Delgado Enciso2, , Dr. Agustin Lara Esqueda3, MBSS Patricio Inzunza Barragán4, Lic. Oscar Manuel Fregoso Sotres5.

1.- Laboratorios SILANES 2.- Facultad de Medicina, Universidad de Colima. 3.- Centro de Investigación de Políticas, Población y Salud de la UNAM.4.- Centro de Salud las Huertas, Naucalpan de Júarez. 6. Facultad de Ciencias Actuariales, Universidad Anáhuac México.

Correspondencia: alaraemx@gmail.com

RECIBIDO:    Septiembre 12 de 2017

ACEPTADO:  Diciembre 12 de  2018

 

Palabras clave: Heridas post quirúrgicas complicadas, cierre de heridas, permanganato de potasio 5%

Key words: Hurt post surgical complicated, closing of wounds, permanganato of potassium 5%

 

RESUMEN

La correcta evolución de una herida se relaciona con cinco factores (respuesta inflamatoria, infección, proteasas, células madre, angiogénesis y vasculogénesis); al perderse el equilibrio, el proceso se desvía derivando en la continuación de la inflamación e infección, volviendo crónica a la herida. Los procesos de curación de respuesta inmune, angiogénesis, inervación,  epiteliación y formación de cicatrices están presentes no solo en el humano, sino también en el reino animal y consta de tres etapas; la temprana, la intermedia y la tardía.

Debido a la emergencia de resistencia a antimicrobianos, la atención se ha centrado en productos minerales como el permanganato de potasio al 5%, agente oxidante y astringente con actividad desecante, antiinflamatoria y microbicida; cuyas propiedades curativas han sido documentadas en el formulario modelo de la OMS.

En este estudio se observa la acción de este agente curativo en una herida post-operatoria mal tratada (resultado de un seguimiento inadecuado de una cesárea). Los resultados muestran una completa sanación sin rastro de exudado posterior a una semana de la aplicación de la solución de permanganato de potasio al 5%.

ABSTRACT

The proper healing of a wound it is related with five factors (inflammatory response, infection, protease activity, stem cells, angiogenesis and vasculogenesis), with the loss of the balance due to the continuous inflammation and infection, the process is diverted and the wound becomes chronic. The healing processes of immune response, angiogenesis, innervation, epithelialization and scar formation not only are present in humans, but also in through the animal kingdom, and it entails three stages: early, intermediate and late.

Due to antimicrobial-resistance emergence, mineral products like the 5% potassium permanganate has been under the spotlight, astringent and oxidant agent with anti-inflammatory, drying and microbicide activity. Those healing properties had been documented in the WHO Model Formulary.

In this study, the healing action of this agent is seen on poorly-treated post-operative wound (resulting of the inadequately followed-up of a cesarean birth). These results shown complete healing  without signs of exudate after a week from the 5% potassium permanganate solution application.

 

INTRODUCCIÓN

Una herida es definida como una ruptura violenta del continuo de cualquier tejido, ya sea epidérmico, epitelial o muscular, entre otras; entendiéndose por violencia a cualquier acción de un agente externo. Existen múltiples subdivisiones de acuerdo a las diferentes formas de violencia o daño tisular.

Una de las posibles clasificaciones es el de heridas abiertas, las cuales están expuestas al mundo exterior, se producen en las superficies protectoras como la piel o tejidos mucosos y pueden ser vía de entrada de agentes externos, y cerradas, las cuales no tienen apertura al exterior y su evolución no conlleva contaminación externa.1 En la correcta evolución de una herida, se pueden observar cinco factores: la respuesta inflamatoria, esencial para la correcta sanación de una herida e iniciada con la cascada de coagulación generando hemostasia junto con las plaquetas y la estructura matricial básica para la invasión y el reclutamiento de células tanto inflamatorias como de otros tipos como las troncales; la infección,  presentes en las heridas abiertas y principal motivo del reclutamiento de células inflamatorias que estabilizan y manejan la población de patógenos en los tejidos; las proteasas, bastantes restringidas durante la sanación; las células madre o progenitoras, básicas en la reparación del tejido tanto cutáneo como conectivo (adipocitos y melanocitos); y la angiogénesis y vasculogénesis, fundamentales para la disposición de nutrientes y oxígeno, desde el brote de capilares en los vasos sanguíneos existentes y la movilización de células.2

 

La reparación de heridas es un proceso conservado en todo el reino animal y existen características observadas en múltiples especies (humanos, ratones, peces y moscas), como la respuesta inmune, la angiogénesis, la inervación, la epiteliación y la cicatrización. Cronológicamente, el proceso normal de reparación cutánea se concatena en tres etapas: la etapa temprana donde se reestablece la hemostasia por la intervención de plaquetas, la activación de queratinocitos a priori de reparación tisular cutáneo, así como la migración de células inflamatorias, como los macrófagos y los neutrófilos para la erradicación de patógenos oportunistas presentes en la piel;  la etapa intermedia donde se produce la proliferación y migración de queratinocitos y fibroblastos para la formación de tejido cutáneo de novo, la deposición de matriz extracelular y la angiogénesis y vasculogénesis para el suministro de nutrientes, oxígenos y células progenitoras endoteliales; y  la etapa tardía donde se remodela matriz extracelular, resultando en la cicatrización y la restauración de la barrera.2

Las heridas quirúrgicas consisten en cortes o incisiones cutáneas usualmente producidas con un escalpelo durante una cirugía, aunque también se cuentan las resultantes del drenado durante la misma; pueden variar en tamaño y pueden ser suturadas para que cierren o dejarse abiertas para la sanación.

Este tipo de heridas pueden conllevar a complicaciones como infección, la complicación quirúrgica más común y causante de morbilidad y mortalidad, prolongando la estancia hospitalaria, y añadiendo entre 10% y 20% en los costos sanitarios.3

La solución de permanganato de potasio es un fuerte agente oxidante que altera la pared celular de los microorganismos patógenos y oxida la materia orgánica con la que tiene contacto, proporcionando una potente actividad microbicida sobre las bacterias, hongos, virus y protozoos.  Tiene un pH muy alcalino, es altamente oxidante y astringente, por lo que tiene una actividad desecante y antiinflamatoria. Además promueve la síntesis de tejido de granulación, y a su vez de colágeno, elementos esenciales en el proceso de la cicatrización. 4

El permanganato de potasio ha sido utilizado en el tratamiento de heridas exudativas en dermatología y existen evidencias que afirman que es activo frente a la mayoría de especies microbianas, fungicida y en VIH4,5,6.

A su vez, el permanganato de potasio está incluido en el Formulario Modelo de la OMS, fuente de información independiente de medicinas esenciales para formuladores de políticas y prescriptores, para su uso en heridas superficiales supurantes y úlceras tropicales.7

A pesar de la longevidad y popularidad creciente del uso de permanganato de potasio para el tratamiento de heridas exudativas y contribución en su cicatrización, ningún estudio sistemático ha sido reportado en el uso como tratamiento de heridas post-operatorias. Por lo anterior en el presente trabajo nos propusimos determinar si la aplicación tópica de solución al 5% de permanganato de potasio demuestra mayor eficacia que un tratamiento estándar en úlceras crónicas del pie diabético.

La aplicación tópica de solución permanganato de potasio al 5%, aunado a las medidas generales y de limpieza, acelero el proceso de cicatrización de las ulceras crónicas del pie diabético en comparación con un tratamiento estándar. Esta solución logro una reducción de al menos el 50% del tamaño de las ulceras en el 86% de los pacientes a los 21 días de tratamiento, en tanto que solo el 40% de los pacientes con tratamiento estándar alcanzaron dicho nivel de mejoría. 8

El caso presentado a continuación es el de una paciente de 24 años de edad, con una presión arterial en un rango normal 110/80 y sin diabetes signos de diabetes, aunque su glucosa no fue medida; ésta acude el 06 de mayo de 2017 a una Clínica de Heridas en Cuernavaca, Morelos. La herida se originó al cargar a su hija de cinco años un mes después de haberse sometido a una cesárea; como se muestra en las Figura 1a y 1b, la herida presenta un área pequeña de entre 0.7 y 1.0 cm2 en el área troncal, con la presencia de tejido epitelial y un exudado ligero, sin sangrado ni mal olor.

Después de haber sido tratada con una aplicación tópica de solución permanganato de potasio al 5%,, aunado a las medidas generales y de limpieza, de acuerdo a las imágenes anexas (figuras 2a, 2b y 2c)la herida cerro completamente en un plazo de 7 días.

Evolución: La paciente llego con una herida de entre 0.7 y 1.0 cm2 de forma cuasi-circular en la parte superior del ombligo; presenta tejido epitelial dentro de la circunferencia de la misma y con exudado ligero.

Screen Shot 2019-01-18 at 10.27.52 AM

Figura 1a y 1b. Caso clínico en el tiempo inicial

 

Después de 7 días (13 de mayo de 2017), el área de la herida ha cerrado completamente, sin presencia de las complicaciones previo mencionadas. (véase figuras 2a, 2b y 2c).
Screen Shot 2019-01-18 at 10.28.03 AM

Figura 2a y 2b. Caso clínico en la semana 1.

 

CONCLUSION:

La aplicación tópica de solución permanganato de potasio al 5%, aunado a las medidas generales y de limpieza, aceleró el proceso de cicatrización de las ulceras crónicas del pie diabético y úlcera venosa.

Esta solución ha logrado una reducción de al menos el 50% del tamaño de las ulceras en el 86% de los pacientes a los 21 días de tratamiento, en tanto que solo el 40% de los pacientes con tratamiento estándar alcanzaron dicho nivel de mejoría. 8

La solución de permanganato de potasio ha demostrado ser eficiente como auxiliar en tratamiento de tres casos clínicos de ezcema varicoso exudativo9-10. Un estudio en pacientes con gangrena gaseosa, como complicación de lesiones traumáticas, demostró que el uso de permanganato de potasio ayuda a eliminar también el microambiente anaeróbico con un buen efecto terapéutico sobre las heridas11.

Los beneficios reportados con el permanganato de potasio en lesiones similares a las aquí estudiadas, (ulceraciones venosas y gangrenas) fueron:

  • Menor  costo económico.
  • Menor tasa de reacciones alérgicas
  • Curación significativamente mayor en comparación con otros medicamentos.

 

En el estudio de evaluación económica, se mostró que los pacientes tratados con permanganato de potasio tuvieron tres veces mayor probabilidad (RR 3; IC95% 1.1-7.6) de reducir su ulcera, en al menos 50%, a las tres semanas de tratamiento en comparación con el tratamiento estándar probado. Lo anterior a pesar de que más del 60% de las ulceras tratadas tenían un proceso infeccioso.

En este caso presentado observamos que la herida cerró completamente a la semana de tratamiento.

A pesar de ser solo uno paciente, los evaluados en este estudio, podemos concluir avalados también por experiencias anteriores, que el uso tópico de  solución de Permanganato de Potasio al 5%, es una excelente alternativa para el tratamiento de heridas infectadas o no. Los resultados son rápidos, evitando la proliferación bacteriana. Se obtiene así una herida limpia sin posibilidad de sobre infección y con posterior formación de una cicatriz resistente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Editores de la Enciclopedia Britanica. (1998). Wound. Septiembre 23, 2018., de Encyclopædia Britannica, inc. Sitio web: https://www.britannica.com/science/wound
  2. Sabine, Eming. Martin, Paul. Tomic-Canic, Marjana.. (2014). Wound repair and regeneration: Mechanisms, signaling, and translation. Science Translational Medicine, 3, 265.
  3. Nandi, P. L., Soundara Rajan, S., Mak, K. C., Chan, S. C., & So, Y. P. (1999). Surgical wound infection. Hong Kong Medical Journal.
  4. Sánchez-Saldaña L, Sáenz Anduaga E. Antisépticos y desinfectantes. Dermatología Peruana 2005; 15: 82
  5. J. Majtan. Methylglyoxal—a potential risk factor of manuka honey in healing of diabetic ulcers. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine 2011: 295494.
  6. Anderson I. Should potassium permanganate be used in wound care? Nurs Times 2003; 99: 61.
  7. Stuart, M. C., Kouimtzi, M., & Hill, S. R. (Eds.). (2009). WHO model formulary 2008. World Health Organization.
  8. Topical 5% potassium permanganate solution accelerates the healing process in chronic diabetic foot ulcers. BIOMEDICAL REPORTS. DOI: 10.3892/br.2018.1038. IVÁN DELGADO-ENCISO, VIOLETA M. MADRIGAL-PEREZ, AGUSTIN LARA-ESQUEDA, MARTHA G. DIAZ-SANCHEZ, JOSE GUZMAN-ESQUIVEL, LUIS E. ROSAS-VIZCAINO,
OSCAR O. VIRGEN-JIMENEZ, JULENY KLEIMAN-TRUJILLO, MARIA R. LAGARDA-CANALES1, GABRIEL CEJA-ESPIRITU, VIRIDIANA RANGEL-SALGADO, URIEL A. LOPEZ-LEMUS,
JOSUEL DELGADO-ENCISO, AGUSTIN D. LARA-BASULTO and ALEJANDRO D. SORIANO HERNÁNDEZ.
  9. Quartey-Papafio CM. Importance of distinguishing between cellulitis and varicose eczema of the leg. British Medical Journal 1999; 318: 1672–1673. En Prensa
  10. Biswas M, Gibby O, Ivanova-Stoilova T, Harding K. Cushing’s syndrome and chronic venous ulceration–a clinical challenge. Int Wound J 2011;8:99-102.
  11. Hu N, Wu XH, Liu R, Yang SH, Huang W, Jiang DM, et al. Novel application of vacuum sealing drainage with continuous irrigation of potassium permanganate for managing infective wounds of gas gangrene. J Huazhong Univ Sci Technolog Med Sci 2015;35:563-568.

Leave a Reply